"Mi tiempo en África". Por Miren Mendiluce, voluntaria VOLPA

Alboan Alboan
23/04/2019
Miren Mendiluce, voluntaria VOLPA

"Me cuesta presentarme en pocas palabras, pero diré que soy una joven donostiarra. Aunque a medida que voy viviendo y creciendo, cada vez me siento más ciudadana del mundo. Hace un año que llegué a Burundi, un pequeño país que se sitúa en el centro de África. Mi camino para llegar hasta aquí podría decir que empezó hace muchos años. Desde pequeña he sentido mucha curiosidad hacia las demás personas, y gracias a la educación que he recibido, esa curiosidad se fue convirtiendo en lo que estructuraba mi tiempo libre. En las diferentes etapas de mi vida, diferentes voluntariados fueron sucediéndose. Entendía que todo lo que estaba en mi mano era poder ofrecer mi tiempo a las demás personas. Pero según fui creciendo mis medios eran mayores, ya que yo era la dueña de mi presente y de las opciones que tenía por delante. Ya no había un colegio o una universidad a la que ir. Mi vida adulta había comenzado, y con ello venían ciertas decisiones que tenía que tomar. Mi tiempo libre, mi camino profesional, la gestión de mis recursos económicos… Fue entonces cuando decidí que no solamente quería dedicar a los demás el tiempo que me “sobraba”, sino que quería hacer de ello mi principal componente. Y buscando, pensando, pasando por el corazón… llegué a la conclusión que deseaba pasar esta etapa de mi vida en un país africano que me acogiese. Y así es como Burundi llegó a convertirse en lugar que me acoge desde hace un año.

 

Llegué a África de la mano de ALBOAN. Siempre he estado muy cerca de esta organización  y de la Compañía de Jesús. Estudié en el colegio de Jesuitas de San Sebastián y participé en sus grupos de ocio. Más adelante estudié en la Universidad de Deusto y me sumé a diferentes experiencias de voluntariado de la mano de la compañía… Y consideraba que era importante dejarme acompañar por una organización con la que comparto misión y valores en un viaje personal tan importante como el que estaba a punto de iniciar.

Ha pasado un año desde mi partida y ahora la rutina es otra muy distinta. Una rutina a veces más amable y a veces más áspera. Aquí trabajo como responsable financiera para el Servicio Jesuita al Refugiado, SJR, en Burundi y Tanzania. A pesar de lo que pudiera parecer mi día a día no es muy exótico. Trabajo ocho horas delante de un ordenador mirando y jugando con los números, pero sé que detrás de cada número hay personas, historias y vidas. Y esto hace que los días más ásperos valgan la pena.

 

La dulzura de los días suele venir al andar por la calle y cruzarme con personas con las que aparentemente no hay nexo de unión, pero cuando las miradas se encuentran, descubro que hay muchos motivos por los que sentirnos unidos y esto hace que me sienta conviviendo con una gran familia.

 

No me resulta sencillo dar titulares sobre lo aprendido, pero vivo como una certeza el sentimiento de comunidad. Y creo que es un gran aprendizaje que me gustaría incorporar en mi vida, tanto aquí como en Donosti o en otra parte del mundo.

 

Comenzaba este testimonio presentándome. Vivir tan lejos de casa ha reforzado mis orígenes y mi cultura, pero también me ha hecho sentir a toda la humanidad como un mismo colectivo.

 

Desde hace un año el puzzle de piezas que me compone, además de las piezas azules que me recuerdan a Donosti y a la Zurriola, también tiene muchas piezas de color verde y marrón, colores de Burundi y su gente."

 

Miren Mendiluce

---------

Voluntariado Internacional con ALBOAN

La propuesta de ALBOAN para realizar una experiencia de voluntariado en el Sur se concreta en el programa VOLPA, una propuesta de voluntariado de un año prorrogable a dos años. El programa consta de varias etapas que comienzan con un proceso formativo previo a la partida de un año, tras el que las personas participantes viajan a una de las organizaciones aliadas de ALBOAN. Tras el periodo de voluntariado las personas retornadas siguen un proceso de acogida y acompañamiento de la experiencia y pasan a participar en una plataforma de solidaridad en su lugar de origen.

Para participar en el Programa VOLPA es necesario:

  • Ser mayor de 21 años.
  • Poseer suficiente grado de madurez psicológica y humana así como aptitud para trabajar en equipo.
  • Tener una actitud respetuosa, dialogante y abierta al encuentro con otras realidades y culturas.
  • Participar en las distintas fases del proceso VOLPA: formación previa (1 año), experiencia de voluntariado en el Sur (1 a 2 años) y post voluntariado (mínimo 6 meses).

 

Objetivos del programa VOLPA:

  • Posibilitar caminos de encuentro a través de la cercanía personal entre pueblos y personas.
  • Generar valores nuevos y un compromiso vital.
  • Fomentar la formación de agentes sensibilizadores y de cambio social.

Para más información contacta en el mail: c.maono@alboan.org o por teléfono en el: 944 151 135.

Categoría: