El Vía Crucis de miles de personas refugiadas y migrantes

Alboan Alboan
27/03/2018
El Vía Crucis de miles de personas refugiadas y migrantes

La exposición “Un lugar en el mundo” nos acerca a uno de los mayores dramas humanitarios de nuestro tiempo. Con ella, desde el Santuario de Loyola y ALBOAN os invitamos a caminar junto a las personas migrantes en su viaje: http://migrantesforzosas.alboan.org/

 

1. Jesús es condenado a muerte. Migraciones

“(…) Mi padre era un arameo errante: bajó a Egipto y residió allí con unos pocos hombres; allí se hizo un pueblo grande, fuerte y numeroso.” (Dt 26, 5)

Las migraciones forman parte de la historia de la humanidad. Los seres humanos se desplazan constantemente en busca de una tierra donde instalarse y llevar una vida digna. Todas las personas somos descendientes de migrantes.

Foto.- Personas desplazadas por la guerra en Masisi, al este de la República Democrática del Congo

 

2. Jesús carga con la cruz. Personas refugiadas y desplazadas.

El Señor dijo a Abrahán “Sal de tu tierra nativa y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Haré de ti un gran pueblo, te bendeciré, haré famoso tu nombre, y servirá de bendición.”. (Gn 12,1-2)

En las últimas décadas el fenómeno migratorio se ha acelerado debido al proceso de globalización. 1.000 millones de personas se han visto forzadas a abandonar su tierra de nacimiento, bien como desplazadas dentro de las fronteras nacionales o bien como refugiadas en otros países.

Foto.-Personas refugiadas por la guerra en Siria a su paso por Hungría y rumbo a Alemania.

   

3. 1ª caída. Conflictos armados y violencia

(…)Dios hace justicia al huérfano y a la viuda, ama al inmigrante, dándole pan y vestido. Amaréis al inmigrante, porque inmigrantes fuisteis en Egipto. (Dt 10,18-19)

Actualmente cerca de 1.500 millones de personas viven en países afectados por conflictos armados, violencia o falta de medios para llevar una vida digna. Se estima que estas causas provocarán en las próximas décadas que el número de personas refugiadas supere los 400 millones en todo el mundo.

Foto.- La Isla de Lesbos en Grecia, junto a Turquía, es uno de los puntos de entrada a la Unión Europea.

 

4. Jesús con su madre. Deteriodo medioambiental

Dichosos los desposeídos, porque heredarán la tierra. (Mt 5,5)

Los desastres naturales y el deterioro medio ambiental –deforestación, empobrecimientos de ríos y tierras, explotación de recursos naturales, polución y sequías- están detrás de buena parte de los desplazamientos forzosos.

Foto.- Las comunidades rurales adivasi, en India, son desplazadas para la construcción de infraestructuras.

  

5. El Cirineo ayuda a Jesús. Recursos naturales

El Siervo del Señor fue traspasado por nuestras rebeliones, triturado por nuestros crímenes (…). Sin arresto, sin proceso, lo quitaron de en medio, ¿quién meditó en su destino? (Is 53,5-8)

La gran demanda de recursos naturales que requiere el actual modelo de desarrollo económico global provoca la migración forzosa de muchas comunidades rurales. Los gobiernos las expulsan de sus tierras para permitir la explotación de sus recursos.

 Foto.- Mujeres porteando mineral que termina en nuestra tecnología, en la mina de Rubaya, al este de la República Democrática del Congo.

 

6. La Verónica limpia su rostro. Pueblos indígenas

La tierra no puede venderse para siempre, porque la tierra es mía, ya que vosotros sois para mí como forasteros y huéspedes. En todo terreno de vuestra propiedad concederéis derecho a rescatar la tierra.  (Lv 25,23-24) 

Los Pueblos Indígenas destacan entre los colectivos forzados a migrar que más sufren la expulsión de sus tierras. El desarraigo de su territorio provoca la pérdida de su identidad cultural y medios de vida tradicionales en beneficio de empresas mineras, madereras y eléctricas.

Foto.-El pueblo Aguaruna Huambisa habita junto al río Marañón en plena Amazonía peruana, territorio codiciado por transnacionales.

 

7. Jesús cae por 2ª vez. Infancia

Porque si mejoráis realmente vuestra conducta y obras, si realmente hacéis justicia mutua y no oprimís al forastero, al huérfano y a la viuda (…) yo me quedaré con vosotros en este lugar. (Jr 7,5-7) 

La infancia es uno de los colectivos más desprotegidos durante los procesos de migración forzosa porque sufren a menudo la vulneración de sus derechos fundamentales. Al hecho de ser menores, extranjeros e indefensos se le suma que son forzados a vivir lejos de su tierra natal y separados del afecto de su familia

7. Foto.- Niña siria en la estación de tren de Keleti en Budapest (Hungría).

   

8. Consuela a las mujeres. Abusos y explotación

Al Siervo del Señor lo arrancaron de la tierra de los vivos, por los pecados de mi pueblo lo hirieron. Le dieron sepultura con los malvados y una tumba con los malhechores, aunque no había cometido crímenes ni hubo engaño en su boca… (Is 53,8-9)

Cuando la migración no está regularizada los Estados se desentienden de las personas migrantes. Sin derechos reconocidos quedan en una situación de desamparo. La migración se convierte así en una puerta abierta a los abusos y la explotación.

Foto.- Migrantes irregulares centroamericanos rumbo a Estados Unidos. Una de las principales y más peligrosas rutas migratorias del mundo.

 

9. Jesús cae por 3ª vez. Fronteras

 “No os olvidéis de la hospitalidad; gracias a ella hospedaron algunos, sin saberlo, a ángeles (…) Salgamos, pues, a su encuentro, fuera del campamento y carguemos también nosotros con su oprobio.” (Heb 13,1-2.13)

Las fronteras de los que  migran de manera irregular son como corredores de muerte. Nunca sabremos cuántas personas han muerto en el mar Mediterráneo o en el desierto de Arizona.

Foto.- Migrantes subsaharianos parten desde Senegal rumbo a Canarias como punto de entrada a territorio europeo

   

10. Despojado de sus vestiduras. Vidas en peligro

Un samaritano que iba de camino llegó adonde estaba, lo vio y se compadeció. Le echó aceite y vino en las heridas y se las vendó. Después, montándolo en su cabalgadura, lo condujo a una posada y lo cuidó… Y Jesús le dijo: Ve y haz tú lo mismo. (Lc 10,29-37)

Las personas que migran de manera irregular emprenden un camino que pone en peligro sus vidas: son esclavizadas, secuestradas, extorsionadas y en mucha ocasiones caen presa del negocio de tráfico humano y de la trata de personas.

Foto.- Chalecos salvavidas, creemos que abandonados, en la isla de Kos, en Grecia.

   

11. Jesús es crucificado. Mujeres

Rut respondió a Noemí: «No insistas en que te abandone y me separe de ti, porque donde tú vayas, yo iré, donde habites, habitaré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios. Donde tú mueras moriré y allí seré enterrada (…)». Caminaron, pues, las dos juntas hasta Belén. (Rut 1,16-19)

Las mujeres evidencian el peligro del tránsito migratorio. Además de las dificultades comunes, se enfrentan al acoso o la indiferencia oficial y con frecuencia al abuso sexual, incluso una vez alcanzados lugares aparentemente seguros. A menudo deben velar también por el bienestar y la supervivencia de sus familias.

Foto.-Mujer desplazada burundesa, en el campo de desplazados internos de Kiyange, Burundi.

   

12. Jesús muere en la cruz. Familias

Una mujer que tenía a su hija poseída por un espíritu inmundo se enteró de su llegada, acudió y se postró a sus pies. La mujer era pagana, natural de la Fenicia siria. Le pedía que expulsase de su hija al demonio (…). Jesús le dijo: Por eso que has dicho, puedes irte, que el demonio ha salido de tu hija. (Mc 7,25-29

En los países de origen quedan atrás familias y comunidades rotas. Una desestructuración familiar que tiene consecuencias graves para el futuro de las nuevas generaciones. Además, con frecuencia, las personas más dotadas son las que emigran por lo que se empobrece el país de origen.

Foto.- Familia refugiada siria a su paso por Hungría.

 

13. Jesús es bajado de la cruz. Beneficio común

 El Señor se apareció a Abrahán junto al encinar de Mambré, mientras él estaba sentado a la puerta de la tienda porque apretaba el calor. Alzó la vista y vio a tres hombres de pie frente a él. Al verlos, corrió a su encuentro (… ) dijo: Señor, si he alcanzado tu favor, no pases de largo junto a tu siervo. (Gn 18,1-3)

Las migraciones benefician a los países de acogida cuando se gestionan adecuadamente: hay mayor crecimiento económico, se incrementan los ingresos fiscales, mejora la creatividad y aumenta el diálogo entre los pueblos y las culturas.

Foto.- Joven latinoamericana empleada en el sector hostelero.

 

14. Jesús en el sepulcro. Las personas migrantes son regalo

(…) se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no había alojamiento para ellos en la posada. (Lc 2,4-7)

Las personas migrantes son un regalo, una riqueza, por su capacidad para superar dificultades, por su deseo de progresar, por los valores fuertes con los que llegan y por su capacidad de sacrificio.

Foto.- Niña siria en el centro educativo Naharya en Bar Elias, Líbano.

   

15. Jesús ha resucitado. Eres parte del cambio

(…) Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, era inmigrante y me acogisteis, estaba desnudo y me vestisteis, estaba enfermo y me visitasteis, estaba encarcelado y vinisteis a verme. (Mt 25,34-36)

Nuestro compromiso como sociedad con las personas migrantes pasa por contribuir a generar condiciones de vida digna en los países de origen, acompañarlas en los lugares de tránsito y acogerlas en los países de destino. Tú puedes ser parte del cambio que nuestro mundo necesita. Únete a las organizaciones que promueven una cultura de solidaridad .

Foto.- Barcelona, manifestación a favor de la acogida de personas refugiadas.

Categoría: