Voluntariado. Vocación de servicio como apuesta de vida

Alboan Alboan
05/12/2022
Voluntariado

El programa VOLPA es una propuesta conjunta de de Voluntariado Internacional Entreculturas y Alboan. La Red de Voluntariado Pedro Arrupe (VOLPA) ofrece un itinerario de solidaridad planteado como propuesta a largo plazo, en el que las personas participantes se comprometen de 2 a 3 años. Amaia Olaortua e Iñigo Barrena comparten sueños y proyecto de vida. Hace un año que completaron su periodo inicial de formación durante nueve meses y se encuentran hoy en Ecuador desde donde nos comparten su experiencia. ¡Muchas gracias por vuestro compromiso y generosidad!

 

Testimonio de Amaia Olaortua e Iñigo Barrena

"Somos Amaia e Iñigo, jóvenes bilbaínos, creyentes, ignacianos y muy familiares. Comprometidos con la creación de un mundo más justo; acompañantes de quien sufre. Y por eso, enfermera cooperante; y por eso, médico de familia con tintes salubristas. Amantes de la música y de la naturaleza, con el corazón dividido entre el mar y la montaña. Afortunados por nuestras amistades. Y agradecidos a Dios por habernos puesto en el camino y soñarnos en un proyecto común de pareja.

 

Desde pequeños hemos estado muy vinculados al entorno de la Compañía de Jesús a través de sus diferentes obras, por lo que Alboan no nos era desconocido. Sin embargo, nunca llegamos a colaborar directamente con ella hasta que entramos a formar parte del programa VOLPA. Ya antes de proyectar nuestro futuro juntos, vivíamos con intensidad una vocación de servicio que con el tiempo se transformó en una llamada compartida a abrazar las fronteras de la humanidad. En ese proceso de búsqueda, encontramos en el programa VOLPA una respuesta a la invitación que Dios nos hace como pareja.

 

Por eso, a principios del 2021 comenzamos un proceso de formación y discernimiento que nos llevó a estar hoy escribiendo estas líneas desde Sabanilla, una pequeña población rural de la costa ecuatoriana: nuestro hogar desde enero de 2022. Aquí colaboramos como personas voluntarias con la fundación FASMAD, perteneciente al sector social de la Compañía de Jesús en Ecuador. Actualmente estamos dinamizando un proyecto de salud preventiva y comunitaria con énfasis en violencia de género en el territorio. Esto nos permite visitar familias vulnerables, brindarles acompañamiento, organizar talleres, campañas de prevención y tejer redes entre la comunidad, las instituciones y las organizaciones de base.

 

La estrecha convivencia con las vecinas y vecinos de esta parroquia nos ha convertido en testigos privilegiados de las consecuencias que las desigualdades provocan en la sociedad: hogares que normalizan la violencia, comunidades enteras sin agua, niñas obligadas a ser madres antes de tiempo, jóvenes sin derecho a grandes sueños… No siempre resulta fácil sembrar alegría en estas situaciones. Sin embargo, Dios nos sigue sorprendiendo con la capacidad que ha brindado a esta gente para acoger y preservar la esperanza.

 

Vivir con menos, estar expuestos a ciertas enfermedades o riesgos y ser testigos de tanto sufrimiento nos hace vulnerables y, a su vez, más cercanos a las personas que nos rodean. Comprenderla importancia del estar frente al hacer, del confiar frente al planificar y del compartir frente al poseer está siendo uno de los principales aprendizajes de este tiempo. Hacer todo esto juntos nos construye como pareja, ayudándonos a establecer un horizonte en nuestro proyecto de vida común. Ojalá nos sigamos dejando transformar por esta realidad día a día, convirtiéndonos así en instrumentos de Dios en el mundo."

 

* Tú también puedes ser voluntaria-o

Categoría: 
Etiquetas: