La provincia de Chennai refuerza su opción por las comunidades dalit

Alboan Alboan
18/07/2022
Vasanth Kumar SJ

Chennai es una nueva provincia jesuita que se encuentra al norte del estado de Tamil Nadu, al sur de la India. Su nacimiento es resultado de la reciente escisión de la Provincia de Madurai del mismo estado y despierta cierta curiosidad, ya que tiene lugar en un  momento en el que las provincias jesuitas del resto del mundo se están unificando, mientras que en esta ocasión hemos asistido al proceso contrario.

Hablamos con Vasanth Kumar SJ, director la Oficina para el Desarrollo de la Provincia de Chennai para conocer cuáles son los retos que marcaran su futuro más inmediato.

 

¿Cómo habéis vivido el nacimiento de la provincia de Chennai?

La creación de nuestra provincia no se debe a un incremento en las vocaciones, sino al compromiso con las comunidades dalit. La nueva provincia fue instituida el 28 de diciembre de 2019 y cuenta con 173 jesuitas. Sus raíces se remontan a dos siglos atrás, cuando jesuitas procedentes de Portugal e Italia tenían una importante presencia en la zona norte del estado de Tamil Nadu. Tras la prohibición de la Compañía de Jesús, religiosos franceses se hicieron cargo de las misiones hasta la restitución de la Compañía en 1837. Años después comenzarían a llegar más jesuitas también hasta el sur de Tamil Nadu. En 1925 se inaugura la primera institución jesuita en la región: la Universidad Loyola en Chennai, capital de Tamil Nadu y en la década de los 60 se puso en marcha el espacio formativo Berchmans Illam. Es durante los años 90 cuando la opción por las comunidades dalit cobra peso definitivo dentro del servicio de Fe y justicia, ya que hay mucha más población dalit en el norte de Tamil Nadu que en el resto del estado, de ahí que fuera necesario concentrar los esfuerzos, obras y misiones dedicados a estas comunidades.

 

¿Cuáles son las áreas de trabajo que os identifican?

Chennai es joven en lo que años de existencia se refiere pero tiene firmemente arraigadas las preferencias apostólicas: caminar junto a las comunidades excluidas; colaborar y comprometerse en el cuidado de Nuestra Casa Común; acompaña  a la juventud y mostrar el camino hasta Dios. Queremos transformar la realidad y para hacerlo nos apoyamos en 5 líneas de acción:

  1. Acompañar a las comunidades dalit, en especial a las comunidades cristianas, indígenas y población migrada y refugiada, así como a otros grupos desfavorecidos y marginados.
  2. Preservar y proteger el medio ambiente, salvaguardando los derechos de las comunidades afectadas por la degradación medioambiental.
  3. Proporcionar formación integral de calidad a los y las jóvenes para que se conviertan en motor de cambio en sus comunidades.
  4. Promover la justicia, la Paz y la reconciliación ante cualquier expresión de  fundamentalismo, que en India se traduce a menudo en las relaciones y manifestaciones de  injusticia que se desprenden del sistema de castas.
  5. Acompañar las vocaciones de jóvenes.

 

¿Cómo lleváis a cabo vuestra labor?

Repartimos esfuerzos entre una amplia red de centros sociales especializados en diferentes áreas de trabajo que trabajan con diferentes colectivos vulnerables, entre los que destacan las y los dalit. Así por ejemplo en educación nuestros centros atienden a más de 8.000 niñas y niños y se distribuyen alrededor de 5.000 becas.

Otro foco importante es el trabajo con mujeres. Contamos con organizaciones sociales que acompañan a mujeres viudas -que en la sociedad India quedan en situación de desprotección- proporcionando formación y asesoría acerca de sus derechos, así como pequeños préstamos y organizando grupos de autoayuda. También se ofrece formación para el empleo en diversas áreas: informática, agricultura… de manera que puedan acceder a nuevas fuentes de ingresos más estables que les proporcionen independencia.

 

Alboan apoya las iniciativas de dos de los centros sociales de la provincia de Chennai:

  • el Social Watch de Tamil Nadu, un observatorio social que vela por el respeto de los derechos humanos y sociales y que acompaña a grupos tribales, mujeres, infancia y trabajadores y trabajadoras no organizadas.
  • Palavai, entidad que acompaña a la comunidad Irular en el proceso de restablecimiento de su dignidad, respeto y reconocimiento de sus derechos y acompañando procesos de participación democrática.

 

Tú también puedes apoyar nuestra labor en India:

Categoría: