Emergencia en Ucrania

Alboan Alboan
21/04/2022

En lo que respecta a la situación de emergencia en Ucrania que estamos viviendo, desde Alboan queremos agradecer  el apoyo recibido desde el sector privado. Así muchas empresas nos han apoyado haciendo aportaciones económicas , en algunos casos también involucrando a su personal contratado. Entre todas ellas, podríamos mencionar algunas como  Zabalgarbi, Neinor Homes, Productos Kol, Irizar y Nervión Agencia de Valores.

La situación en Ucrania sigue empeorando por momentos. Según estimaciones de la Comisión Europea, entre 2,5 y 6,5 millones de personas pueden verse obligadas a desplazarse por el conflicto armado en Ucrania y son ya más de 3 millones las personas que han huído del país buscando refugio y se prevé que sean muchas más.  El conflicto en Ucrania, que comenzó en 2014, ha ido ganando en tensión y gravedad hasta que, el pasado 24 de febrero, comenzaron los ataques, afectando a la población civil.

Desde Alboan y Entreculturas, junto a la Red Xavier y el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS), hemos activado nuestro protocolo de emergencia para ofrecer una respuesta de atención, acogida y acompañamiento a la población refugiada en los países fronterizos con Ucrania: Polonia, Rumanía y Hungría, de forma más inmediata, pero también en Bosnia-Herzegovina, Croacia, Kosovo, Macedonia y Serbia.

En Ucrania, la Compañía de Jesús ha puesto también a disposición de las personas desplazadas distintos centros e instalaciones que gestiona en Lviv, Kiev, Khmelnytsky y Chernivtsi. El JRS está prestando asistencia básica en la recepción, alojamiento temporal y bienes de primera necesidad a personas desplazadas por la guerra, así como organización de transporte seguro a Polonia.  A lo largo del mes de marzo más de un millón de personas se han visto forzadas a desplazarse dentro del propio país. Se calcula que esta cifra podría llegar a siete millones y que 12 millones de personas dentro de Ucrania podrían necesitar ayuda humanitaria.

Nuestras principales líneas de actuación en frontera son:

  • Refugio y alojamiento
  • Alimentos
  • Agua y saneamiento
  • Servicios de salud básica
  • Transporte seguro
  • Asistencia psicológica
  • Asistencia legal
  • Apoyo educativo

En nuestro entorno más cercano trabajamos en el medio plazo, en colaboración con la red de organizaciones locales que forman el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), articulándonos para ofrecer esos mismos servicios  acompañando la acogida del flujo de personas refugiadas procedentes de Ucrania que ya han comenzado a llegar.