ALBOAN sigue trabajando en Burundi con 15 cooperativas agrícolas pese a la difícil coyuntura política

Alboan Alboan
01/04/2016
burundi

ALBOAN sigue trabajando desde 2006 en el fortalecimiento de 15 cooperativas de café, arroz, té y algodón que mejoran la vida a casi 20.000 personas en Burundi.

Desde el mes de Abril 2015, Burundi está viviendo la peor crisis política desde el fin de la guerra civil, en 2005. El Presidente Nkurunziza ha llevado a cabo en los últimos meses una auténtica “caza de brujas” para silenciar las voces contrarias a su régimen. La comunidad internacional y los países de la subregión han tratado de facilitar el diálogo político. Se han realizado múltiples reuniones y cumbres de jefes de Estado pero sin conseguir resultados tangibles hasta la fecha.

Rechazando cualquier misión de paz, el Gobierno ha sometido a una campaña de intimidación, censura y violencia física a periodistas, activistas o defensores de los derechos humanos “desleales” a las fuerzas en el poder. Entre Abril de 2015 y Febrero de 2016, se han registrado al menos 690 asesinatos extrajudiciales en el país, según APRODH (Asociación burundesa para la Defensa y la Promoción de los Derechos Humanos y de los presos).

La violencia ejercida por el aparato estatal ha provocado la formación de grupos armados rebeldes por parte de algunos militares disidentes, como el FOREBU, grupo liderado por el golpista Godefroid Nyombare. El pasado 10 de Diciembre, en respuesta al asalto de rebeldes a tres comisarías de policía, Bujumbura sufrió los ataques más sangrientos desde el estallido del conflicto. Amnistía Internacional sacaba a la luz a finales de enero de este año unas imágenes que muestran la existencia de cinco posibles fosas comunes que podrían albergar los cuerpos de decenas de personas asesinadas por los militares burundeses durante ese jueves negro. Desde Abril al menos 210.000 personas han abandonado el país.

«El país parece estar al borde de una violencia que podría derivar en crímenes atroces», advertía recientemente el asesor especial de la ONU para la prevención del genocidio, Adama Dieng, quien pide actuar «antes de que sea demasiado tarde». Mientras, el Gobierno de Bujumbura niega la mayor. En una reciente comparecencia ante el Consejo de Seguridad, el ministro de Asuntos Exteriores burundés, Alain Nyamitwe, aseguraba que el país «no está en llamas», sino que «hay ciertos actos de delincuencia que tratan de atraer la atención de la comunidad internacional y se les ha frenado».

A pesar de la magnitud y el cariz que está tomando el conflicto, la Unión Africana dio recientemente marcha atrás al envío de 5.000 efectivos para la protección de la sociedad civil. “La Unión Africana ve un problema en la intervención militar en Burundi. Si no respeta el tercer mandato de Nkurunziza, entonces tendrá que intervenir en Uganda, en Ruanda o en Zimbabue, donde Museveni, Kagame o Mugabe llevan décadas en el poder”, señalan.

Pese a estas circunstancias políticas, Inades-Formación Burundi está manteniendo sus actividades de apoyo a 15 cooperativas agrícolas, dentro del proyecto de “Mejora de las capacidades económicas de 15 Cooperativas Agrícolas en Burundi” financiado por Obra Social la Caixa, la empresa Rioja Alta S.A y ALBOAN.

Se trabaja con 15 Cooperativas de los sectores del café, té y algodón que agrupan a 19.800 personas. La estrategia comprende tres líneas de acción: fortalecer las capacidades de estas 15 Cooperativas agrícolas en la producción agrícola de su cultivo de café, té y algodón; ayudar a las Cooperativas a diversificar sus fuentes de ingreso a través de la promoción de un segundo cultivo alimenticio para, así, ayudar a combatir la inseguridad alimentaria de los hogares agrícolas de este pequeño país africano. Todo ello se completa fortaleciendo 4 estructuras de ahorro y crédito rurales, que son fundamentales para gestionar adecuadamente estos nuevos ingresos que se van a producir en los hogares.

burundi

Las personas interesadas en el intercambio de experiencias o en saber más sobre este proyecto pueden escribir a María Alvarez Urturi e Iker Iturrate m.alvarez@alboan.org, i.iturrate@alboan.org

"ALBOAN e INADES-Formación Burundi han trabajado con nosotros cuando el país estaba en plena crisis. Los agricultores estábamos abandonados a nuestra suerte, estábamos desmotivados. ALBOAN e INADES-Formación nos ha ayudado a progresar lenta pero sólidamente. ALBOAN e INADES-Formación Burundi nos han ayudado, primeramente a formular nuestra visión de futuro. Nos han formado. Nos ha ayudado a organizarnos de forma democrática. Sin ALBOAN e INADES-Formación Burundi ya no habría más productores de café en Burundi".

Kaneza Jacqueline

Productora de Café de la Federación de Kirundo - Muying

Categoría: