ALBOAN en África: El Servicio Jesuita a Refugiados y Fe y Alegría

Alboan Alboan
25/05/2017
imagen de portada: Día de África ALBOAN

ALBOAN en África.

Para desarrollar nuestros proyectos en África en ALBOAN no tenemos personal expatriado, sino que colaboramos con organizaciones locales, enraizadas en el territorio. Dos de las más relevantes son Fe y Alegría y el Servicio Jesuita a Refugiados, ambas promovidas por los Jesuitas, al igual que ALBOAN.

Fe y Alegría y el Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) tienen mucho en común, ya que ambas son organizaciones promovidas por los Jesuitas, las dos trabajan sobre todo en educación y las dos operan con colectivos vulnerables.

La diferencia es que el SJR interviene en acción humanitaria, fundamentalmente en campos de personas desplazadas o refugiadas como consecuencia de conflictos armados, mientras que Fe y Alegría lo hace en entornos más estables apoyando procesos de desarrollo comunitario.

Fe y Alegría: educación para colectivos excluidos

Escuela%20en%20Mangidi

Fe y Alegría en África.

ALBOAN lleva desde sus inicios trabajando junto a Fe y Alegría, que es un Movimiento de Educación Popular Integral y Promoción Social. Fe y Alegría escoge los sectores más necesitados para realizar su acción educativa y de promoción social.

Fe y Alegría es un “Movimiento Internacional de Educación Popular Integral y de Promoción Social”, que nació en Venezuela en 1955. Su objetivo es contribuir a la transformación de las sociedades basándose en los valores de justicia, libertad, participación, fraternidad, respeto a la diversidad y solidaridad.

Después de haberse expandido por América Latina y haber conseguido resultados ampliamente positivos durante décadas, Fe y Alegría extendió su labor al continente africano, siempre con la misión de de llevar la educación a los contextos donde más se necesita. El continente negro atraía por su pobreza ya que el objetivo que mueve a Fe y Alegría reside precisamente en movilizarse para la educación de los y las pobres. Para Fe y Alegría, África pasó a ser tierra de elección.

Dos Jesuitas peruanos, los Padres Alfredo Vizcarra y Carlos Pallardel fueron quienes en 2008 llegaron a Chad, y comenzaron la aventura de lanzar Fe y Alegría en el corazón de África.

En 2010, ya contaban con una veintena de escuelas primarias entusiasmadas con la idea de pertenecer a Fe y Alegría y animadas por un excelente grupo de personas educadoras.

Solila

Sin embargo, fue la creatividad e iniciativa de los Jesuitas africanos – jóvenes, dinámicos y numerosos - la que hizo posible una Fe y Alegría en África.

En 2011 un grupo de Jesuitas africanos de Camerún, Congo, Zimbabwe, Kenya, Etiopía y Rwanda realizó una visita a Fe y Alegría en Ecuador, Colombia y Perú. Y ahora, años después, podemos ver los frutos y las consecuencias de aquella expedición.

Después de Chad, el primer país que se puso en marcha fue Madagascar (2013), el segundo la República Democrática de Congo (2015).

En 2011, en Chad Fe y Alegría contaba con 25 escuelas primarias, 130 maestros y maestras y 8.000 alumnos y alumnas. Al cabo de un año Unicef “adoptó” Fe y Alegría como su organismo de referencia para la educación en la provincia de Guéra y lo apoyó en el ambicioso proyecto de trabajar con más de 150 escuelas en lugar de las 25 iniciales.

Fe y Alegría no es una de esas organizaciones solidarias que vienen, financian y se van. Fe y Alegría tiene arraigo local y pertenece a la comunidad en la que se asienta. Allí donde va, ofrece un acompañamiento que busca mejorar la calidad de la educación.

Educación para las personas refugiadas: el Servicio Jesuita a Refugiados

Servicio Jesuita a Refugiados, una historia africana

Para el SJR el colectivo más importante son las personas afectadas por la guerra: las personas refugiadas. Sabemos que su condición es dura y vulnerable. A diario vemos en las noticias la situación por la que estas personas están pasando. La guerra es mucho peor que cualquier tsunami, ya que sus oleadas parecen ser incesantes. Es el peor mal que ha conocido nuestra civilización, y todas las anteriores.

El periodo de los campos

Congo%2C%20foto%20de%20campo%20de%20refugiados

El periodo que va de 1990 a 2010 lo podemos denominar como el de los campos de personas refugiadas y de las organizaciones solidarias que los acompañan.

Es en Biafra donde nació Médicos sin Fronteras, un gigante de la ayuda humanitaria.

Como consecuencia del genocidio ruandés, más de un millón de personas vivieron en los campos de Goma y de Bukavu, en la mayor operación humanitaria de la historia protagonizada por las agencias humanitarias de las Naciones Unidas (ACNUR, OCHA, Unicef, Organización Mundial de la Salud) y secundadas por grandes organizaciones humanitarias (Médicos Sin Fronteras, Cruz Roja Internacional, Save the Children, Acción contra el Hambre).

En muchos de esos campos operaba también el SJR, de manera sencilla y sin hacer ruido. El Servicio Jesuita a Refugiados se encargaba de:

  • organizar clases
  • formar al profesorado sobre el terreno
  • imaginar actividades para que las personas refugiadas se ganaran la vida
  • sensibilizar al mundo en general sobre los derechos de las víctimas de la guerra.

En comparación con los elefantes de “lo humanitario”, el SJR era una hormiguita. Y, sin embargo, en el año 2000, Susan Kindler Adam, la Responsable de la Educación de ACNUR, afirmaba que el mejor programa de educación de personas refugiadas que ella había conocido era el programa que el SJR desplegaba con la población refugiada butanesa.

Asimismo cuando se pregunta a estas personas por su organización preferida, muchos de ellas nombran al SJR porque es la más cercana y también la más sencilla.

La relación entre Fe y Alegría y el Servicio Jesuita a Refugiados (SJR)

El SJR opera en emergencias, pero toda intervención debe comportar una estrategia de salida. Lamentablemente además, siempre hay emergencias nuevas que atender.

Por esa razón el SJR y Fe y Alegría están tan íntimamente relacionados: Fe y Alegría es la heredera natural de los programas de educación que el SJR ha atendido cuando la emergencia pasa y comienzan los procesos de desarrollo.  

Tanto Fe y Alegría como el Servicio Jesuita a Refugiados trabajan en R.D. Congo, donde la lucha por los recursos naturales ha generado una guerra sangrienta que no parece terminar nunca.

Descubre la relación entre explotación de recursos naturales, guerra y nuestros dispositivos electrónicos.

Si quieres saber qué hay detrás de uno de los mayores conflictos armados africanos, y cuál es la responsabilidad directa de nuestros países, descarga nuestro material sobre la relación entre explotación de recursos naturales, guerra y nuestros dispositivos electrónicos.

Tendrás acceso tanto a informaciones como a material formativo listo para implementar en las áulas.

Descubrirás qué hay algo sencillo que puedes hacer en tu día a día para contribuir a mejorar la suerte de ese rincón abandonado del planeta.

Descárgate todas las fichas sobre Congo y Minerales en Conflicto:

 
 
 
 
 
Identidad del Responsable del Tratamiento: FUNDACIÓN ALBOAN, CIF: G48-811376, Domicilio social: Padre Lojendio 2, 2º, 48008 Bilbao, Teléfono: 944151135 Finalidad: Entrega de recurso en pdf sobre tecnología libre de conflicto y envío de newsletter periódico y comunicaciones relacionadas con la actividad de ALBOAN. La Legitimación: Es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos se encontrarán alojados en nuestra plataforma de email marketing CiviCRM ubicada en España. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en alboan@alboan.org. Para más información consulta nuestra política de privacidad.
Categoría: