Ankur, un viaje solidario

Alboan Alboan
16/02/2016
Ankur

Con el programa pedagógico Ankur, que en Gujarati significa “algo que brota”, ALBOAN ofrece a alumnas y alumnos de secundaria, de entre doce y catorce años, un recorrido de conocimiento racional, vivencial y espiritual de las realidades de discriminación en India para ayudarles a formar y reformar sus actitudes habituales ante los y las demás y ante el mundo (Paradigma Pedagógico Ignaciano 15).

El objeto último de esta experiencia es colaborar con los colegios y contribuir al proceso educativo de su alumnado desde el crecimiento global de la persona que lleva a la acción, una acción que está orientada por el Espíritu y la presencia de Jesús (P. Kolvenbach SJ). Entre los objetivos principales del programa se encuentran educar en valores, como la solidaridad y el compromiso; y ayudar al crecimiento en la fe, acercar a las y los jóvenes a ver a Dios en todas las cosas, con el ejemplo de S. Francisco como telón de fondo.

Experiencia vivencial

Ankur ofrece una experiencia vivencial sobre la India en Javier (Navarra), pero el programa pedagógico no empieza ni termina ahí, se completa con materiales para trabajar en los centros previamente y propuestas de acción en su entorno a llevar a cabo después. De modo que se cierra el círculo de, una vez contextualizado el aprendizaje que va a tener lugar, experimentar, reflexionar, para después actuar.

La parte más atractiva del programa para las y los jóvenes, el llamado “viaje solidario” a Ankur (India en Javier), se realiza en estancias de tres días por grupo de unos sesenta jóvenes, en los meses de octubre a febrero. En esta India virtual ALBOAN ofrece la oportunidad de tener un aprendizaje experiencial, exponiendo a los y las jóvenes a situaciones que les permiten involucrarse, vivir y poner sus sentidos en funcionamiento.

Ankur es un espacio positivo de aprendizaje, en el que el juego, la incertidumbre y la novedad son una constante. La mirada a la realidad de Dalits (Intocables) y Adivasis (Indígenas), así como a la situación de las mujeres en India son contenidos transversales en todo el programa educativo.

También hay espacios para conocer disfrutando aspectos culturales de India, como las danzas gujeratis, de Bollywood, los tatuajes de henna o las manualidades de decoración, que se realizan en los distintos talleres.

Ankur cuenta, además, con espacios muy cuidados de reflexión y oración para madurar en y con la experiencia que van viviendo. La capilla recoge la diversidad religiosa de India entendida como riqueza que nos aporta desde la diferencia, siendo un espacio de oración, acogida y apertura al Otro.

En este curso han tomado parte del programa siete centros de jesuitas, de Donostia-San Sebastián, Durango, Bilbao, Santander, Pamplona y Logroño, además del centro de Larraona - claretianos de Pamplona, Aldatze- La providencia de Eibar, y tres colegios de las Hijas de Jesús, de Bilbao, Pamplona y Donostia.

Testimonios
Me he encontrado… que algo ha cambiado dentro de mí, y creo que dentro de todos… A parte de aprender jugando, nos llevamos mucho más, hemos aprendido cultura de esos sitios, cómo viven, y vamos a intentar mejorarlo.                

Natalia, 3º ESO. Larraona – Claret, Pamplona

Van a aprender muchísimo más en tres días aquí que, igual, en mucho tiempo en el colegio.       

Elodie Deschamps. Profesora de jesuitas, Durango

Yo creo que ellos se llevan algo personal, ven que pueden hacer proyectos y que pueden ser una parte activa de la sociedad, en su medida de trece, catorce años, pero que ellos también pueden cambiar el mundo.
Saskia Navarro. Monitora de Ankur

Este vídeo nos acerca a experiencia en Javier. Námaste!:

 

Kategoria: