Stan Swamy SJ, un ejemplo de compromiso y generosidad

Alboan Alboan
15/07/2021
Stan Swamy SJ

Nada es mío,

Nada es tuyo,

Todo es nuestro

Si este sentimiento de comunidad está en el centro,

Si todos los seres humanos lo abrazaran libre y voluntariamente

Todos se convertirían en verdaderos hijos de la Madre Tierra

Éste es el poema que el padre Stan Swamy escribió en la cárcel unos días antes de morir.

 

El Padre Stanislaus nació el 26 de abril de 1937 en un pequeño pueblo llamado Viragalur, situado a 37 kms de Trichy en Tamil Nadu. Se trata de una aldea de exuberante vegetación cuyos alrededores están repletos de  arrozales y árboles frutales, y el área es conocida por sus actividades relacionadas con la agricultura durante todo el año.

 

La familia del padre Stan era próspera, tanto en términos de número de miembros y de tierras. Tenía dos hermanos y tres hermanas, una de las cuales era monja de la orden de las Hermanas Inmaculadas de Pondichery Blues. Su padre Lourdusamy murió cuando el P. Stan tenía unos once años y la responsabilidad de cuidar de la familia recayó en su madre y en su hijo mayor. Su padre fue un pionero en la zona que estableció un molino de arroz  que sigue siendo gestionado por la familia.

 

El P. Stan recibió su educación primaria en la escuela St. Peter's Primary School de la diócesis de Kumbakonam y en Trichy completó sus estudios intermedios y de historia. Luego ingresó en la Compañía de Jesús y comenzó su formación de noviciado en Dindigul ordenándose sacerdote el 14 de abril de 1970 en Manila-Filipinas.

 

Más tarde, se fue a Bruselas dónde conoció al  arzobispo católico brasileño Helder Camara, cuyo trabajo entre los pobres tuvo una enorme influencia en él. Esto le movió en 1971 a comenzar a trabajar en la zona de los adivasi como director del Catholic Relief de la provincia de Jamshedpur.

 

Entre 1975 y 1986 trabajó como Director del Instituto Social de la India en Bangalore que es básicamente un centro de formación e investigación que se concentra principalmente en las cuestiones que afectan a los dalits, adivasis, mujeres y otros sectores marginados de la sociedad. La comunidad Adivasi es la población originaria de la India, habitantes tradicionales de los bosques. La comunidad Dalit está fuera de organización social de castas, lo que les ha condenado durante siglos a la opresión, exclusión y marginación social.

 

Después de esta etapa regresó a Jharkhand y se comprometió a reclamar "Jal-Jungle-Jameen” (Agua-Bosque-Tierra) de los adivasis, que estaban siéndoles arrebatados para entregárselos a las grandes corporaciones y a trabajar junto con los adivasis para luchar por sus derechos.

 

El Padre Stan trabajó con tres generaciones de hombres y mujeres tribales del centro de la India en sus numerosas campañas y movimientos, desde la formación del Estado de Jharkhand hasta campañas más recientes para proteger el control del pueblo adivasi sobre lo que es suyo por derecho. De entre sus actividades más reconocidas podemos destacar la protesta ante las atrocidades llevadas a cabo contra los adivasis en la lucha por sus derechos pero también el trabajo de  documentación  los movimientos de la resistencia -y a menudo la muerte por disparos de la policía - de jóvenes adivasis inocentes y su encarcelamiento durante años. El padre Stan había calculado que las cifras de estas personas pueden acercarse a las 3.000 o más. Durante más de cinco décadas alzó la voz contra los desplazamientos para proyectos industriales y proyectos industriales y mineros. Apoyó la causa de los adivasi contra cualquier forma de desarrollo destructivo.

 

El 8 de octubre de 2020, en una redada ampliamente criticada, la NIA arrestó a Swamy y lo acusó de delitos bajo la Ley de Prevención de  Actividades Ilegales por vínculos con el prohibido Partido Comunista de la India (maoísta). Él negó todos  los cargos.

 

Durante sus 8 meses en la prisión de Taloja, su salud se había deteriorado considerablemente y su único deseo era ir a Ranchi  y”estar con mi gente", a la que siempre llamaba con cariño, mis hermanas y hermanos adivasi. El padre Stan sentía que la visión del mundo de los Adivasi tenía mucho que hacer para hace de este planeta un mundo más humano, más justo, frente a un mundo corporativo y orientado al beneficio que se aprovecha sin límites de sus recursos

 

El P. Stan motivó a muchas personas, sacerdotes y monjas religiosas, estudiantes universitarios, organizaciones no gubernamentales y líderes de la sociedad civil de diversas categorías sociales a tomar conciencia de las duras realidades en las que viven los grupos dalits y  adivasis y a cuestionar y responder a la injusta opresión socioeconómica y sistémica con un sello jesuita: la fe que hace justicia.

 

Al igual que el padre Stan, desde  ALBOAN trabajamos en diferentes proyectos junto con los grupos adivasi y dalit de la India, para que ejerzan su derecho de recibir una educación de calidad, proyectos productivos y de recuperación de tierras que les permitan vivir una vida digna en armonía con sus ecosistemas; de empoderamiento de las mujeres; de promoción de su organización para la defensa de sus derechos y de recuperación de su rica tradición cultural para poner en valor su singularidad como pueblo.

(Fuente:  www.indiancurrents.org _ Vol. XXXIII _ Issue 29 _ 12 - 18 July 2021)

 

* Si quieres colaborar con la Emergencia sanitaria en la India, pincha aquí:

Kategoria: