Rigobert Minani SJ: "La cuenca del río Congo y la Amazonía compartimos riqueza y amenazas".

Alboan Alboan
03/12/2019
Rigobert Minani

Rigobert Minani SJ es el actual responsable del Sector Social de la compañía de Jesús en la provincia de África Central. Anteriormente, hasta 2018 estuvo a cargo del Secretariado de Justicia Social de África y Magadascar (JESAM) y de la Red de Centros Sociales de Jesuitas en África Central, zona que aglutina la mayor actividad de trabajo social en todo el continente africano.

El apostolado social en RD Congo cubre la práctica totalidad de áreas de trabajo a través de diferentes centros sociales:

  • CEPAS, Centro de Estudios para la Acción Social, que tiene su sede en Kinshasa lleva a cabo acciones de educación cívica, investigaciones y publicaciones sobre participación ciudadana entre otras.
  • CARF, Centro Arrupe para la Investigación y la Formación, con sede en Lubumbashi  trabaja proporcionando formación sobre ciencias políticas y sociales, administración y economía pública y administración de empresas, entre otras disciplinas.
  • CADICEC, Centro Cristiano de Acción para Directivos y Cuadros Empresariales de Congo.
  • CCB, Centro Cultural de Boboto, una gran institución que se encarga de difundir el patrimonio cultural y artístico de la RD Congo.
  • CEFAP, Centro Formación Agrícola de Iniangi.
  • Fe y Alegría que despliega una importante labor educativa a través de varios centros educativos en la zona desde 2011.
  •  

¿Cuáles es su misión al frente del Sector Social en RD Congo?

Mi trabajo consiste en intentar coordinar el trabajo de todos los centros sociales que trabajan en la zona sin perder de vista las cuatro Preferencias Apostólicas Universales señaladas por el Padre General Arturo Sosa sj: juventud, espiritualidad, acompañar a las personas marginadas y excluidas y el cuidado de la Casa Común

 

¿Cuáles son las principales líneas de trabajo con la población juvenil?

En el trabajo con los y las jóvenes, al igual que en cualquier otro foco de interés es imprescindible tener en cuenta las cuatro preferencias apostólicas, pero hay dos acciones que debemos priorizar en el trabajo con la población juvenil. En primer lugar todo lo relativo con participación popular, que incluye participación electoral, ejercicio de la democracia, educación cívica y ciudadana. CEPAS y CARF juegan un papel muy importante en todo este trabajo. En 2023 tendrán lugar las próximas elecciones en RD Congo y hasta entonces tenemos mucho trabajo que hacer en tema de participación ciudadana. Es una propuesta ambiciosa y necesitamos contar con los apoyos necesarios para poder llevarlos a cabo. En segundo lugar es importante involucrar a los y las jóvenes en cuestiones medioambientales. Ahora mismo contamos con un programa para replantar árboles, y otras propuestas para trabajar de las cuestiones ecológicas de manera más integral.

 

¿Y con las mujeres?

Gran parte de nuestro trabajo está centrado en asegurar la participación de las mujeres en los procesos electorales en RD Congo, tanto como electoras, como candidatas. Que sean más visibles en la arena política en definitiva. Los jesuitas y todo el apostolado social en RD Congo están llamados a apoyar el trabajo de las mujeres y vigilar que se visibilice.

 

La cuenca del río Congo y Amazonía, dos caras de una misma moneda

 

Rigobert, usted ha participado en el Sínodo para la Amazonía, ¿con qué sensaciones se ha vuelto de Roma?

Participé en los grupos de trabajo de preparación del Sínodo y además he tenido la oportunidad de asistir en octubre de 2019 a esta cita tan importante. Este Sínodo no ha tratado únicamente de la Amazonía, y prueba de ello es que también hemos sido convocadas personas y organizaciones de otras partes del mundo. En total hemos acudido a la cita 3 personas procedentes de África. En el Sínodo se ha tratado cuestiones vinculadas a la iglesia y cuestiones relativas a la ecología integral. Tenemos que entender la cuestión medioambiental de forma global. Los problemas que azotan la Amazonía son los mismos que sufrimos en África y necesitamos salvar ambas partes del planeta. Estos dos territorios tan alejados tienen mucho en común, un rico subsuelo que es ambicionado por interés internacionales y que ponen en peligro su futuro.

Al igual que préstamos atención a la Amazonía debemos cuidar de la Cuenca del Río Congo en África. Los y las habitantes de la Cuenca del río Congo especialmente la población juvenil debe involucrarse y concienciarse sobre cuestiones medioambientales. Ambas zonas comparten riqueza y amenazas como: la tala de los bosques, la minería, las petroleras, la ganadería expansiva y la agricultura de monocultivos. Las personas e instituciones que trabajamos a favor de la defensa de los derechos humanos debemos comprometernos con más fuerza en la defensa de la Casa Común.

 

¿Cómo vislumbra el futuro para el Sector Social en RD Congo?

Llevo trabajando en el sector social mucho tiempo y puedo decir que debemos tener esperanza que seremos capaces de hacerlo mejor en las próximas elecciones. Hemos avanzado y hemos hecho un trabajo importante, pero creo que durante los próximos años conseguiremos mucho más. Es fundamental continuar trabajando a favor de la Paz y el respeto de los Derechos Humanos y para conseguirlo tenemos que continuar colaborando las unas con las otras.

 

 

Kategoria: