Respondiendo al llamado de la Amazonía. ¡Amazoníza-te!

Alboan Alboan
15/09/2020
¡Amazoníza-te!

Artículo de Sara Diego

El planeta ha dicho ¡basta! El año 2020 lo recordaremos por una pandemia que avanza y que continúa llamando nuestra atención y condicionando nuestro día a día.

 

Y es que no es para menos, ya que hasta el momento, según datos oficiales, los casos de personas contagiadas en el mundo suman más de 29,4 millones y más de 933.000 personas han fallecido a causa de COVID-19. A diario y de manera constante, recibimos informaciones en forma de cifras y estadísticas, a través de las cuales sacamos conclusiones sobre el avance del virus. Los números impactan, eso es cierto;  pero ocultan parte de la realidad. Si no ahondamos, si no profundizamos en ellos; cometemos el error de hacer un análisis frío y superficial. Las cifras, cuando las tomamos de manera aislada, no cuentan historias, no diferencian situaciones, ni visibilizan las vulnerabilidades de territorios y  sociedades concretas. Es necesario ir más allá para ser conscientes que esta crisis sanitaria está evidenciando otras amenazas que nunca han desaparecido. Otras crisis sistémicas, que como siempre, afectan de manera desigual  y más agresivamente a los territorios y sociedades más vulnerables. La Amazonía es uno de estos contextos. 

 

Los diversos mensajes del Papa sobre la Casa Común y el trabajo de alguna de nuestras organizaciones aliadas, como el Servicio Jesuita Panamazónico, la Federación Internacional de Fe y Alegría o la REPAM, entre otras; nos vienen alertando de la relevancia de la selva amazónica para el equilibrio ambiental y sostenibilidad del ecosistema, pero también de su fragilidad ante la destrucción provocada por el poder, los intereses y el comportamiento de los Estados, de las grandes empresas y de la sociedad, especialmente la occidental. Ante esta realidad compleja a la que se suma la pandemia, la Amazonía lucha y se enfrenta en defensa de su territorio y sus pueblos. "En medio del dolor, como si fuera un parto, algo nuevo está naciendo: un tejido rebelde de muchos espíritus, del bosque y del cemento, que recuerdan que todas y todos somos Amazonía." Con estas palabras convocaron la Asamblea Mundial por la Amazonía (AMA); un encuentro internacional que se celebró los días 18 y 19 de julio y que juntó diversas organizaciones, movimientos, redes,…  latinoamericanas y del mundo, con el fin de “llamar  a toda la humanidad para una campaña en defensa de la vida, de los pueblos y el clima, frente al ecocidio, etnocidio y terricidio que avanzan peor que el virus”. La Declaración publicada tras el encuentro visibiliza y denuncia los gritos de la Amazonía: los pueblos que se enfrentan a la pandemia sin recursos y olvidados por el sistema; la explotación de los territorios y su consecuente destrucción de bosques, ríos, vida, personas, cultura y sabiduría; y un sistema patriarcal, colonial y capitalista, que no entiende ni respeta los cuidados de la vida.

 

En este contexto y en continuidad con el encuentro de julio y su posterior Declaración, la AMA ha creado la iniciativa internacional Crea-acción amazónica contra la crisis climática, a través de la cual llama a la movilización y participación, especialmente durante la Semana del Clima, del 21 al 27 de septiembre. El lema es AMAZONIZA-TE: un llamado a sentir en la piel el dolor, el grito y los sueños de la Amazonía; asumir el vínculo común que conecta a todos los pueblos y criaturas, y sentir que el futuro de la Amazonía depende de toda la humanidad.

 

En definitiva, lamentablemente, la COVID-19 no es la única crisis que actualmente sufre nuestro planeta. Son muchos los motivos que nos comprometen como humanidad y que hacen resonar las palabras del Papa - “todo está relacionado”. Palabras que nos permiten responder y apoyar con mayor sentido el llamado a “amazonizar-nos”, sumándonos y movilizándonos en solidaridad con la Amazonía, sus territorios y sus pueblos. 

 

¡Más fuerte que todas las voces de muerte será el grito de vida que emerge desde la Amazonía y el Mundo!

 

 

Kategoria: