”Las mujeres en el Congo no han perdido la esperanza”

Alboan Alboan
25/05/2018
Gentille Kavira Nawema

Gentille Kavira Nawema​, Presidenta de “Jóvenes Embajadoras por la Paz”

Gentille Kavira Nawema, 23 años, es la presidenta de las “Jóvenes Embajadoras por la Paz” de Synergie des Femmes pour les Victimes des Violences  Sexuelles (SFVS). Esta iniciativa tiene como finalidad trabajar para conseguir una paz duradera, invitando a otras jóvenes a que se impliquen y se sumen a la propuesta. 

El Programa de Embajadoras por la Paz vio la luz en 2015 en Goma y da respuesta a un sueño: “conseguir la paz trabajando con mujeres jóvenes a través de campañas de sensibilización y de educación para la paz.” Gentille Kavira es una de las responsables de este proyecto. Ella y una de sus compañeras querían poner su grano de arena al fin de la guerra, haciendo llegar su mensaje más allá de Goma, y así se lo hicieron saber a Justine Masika, directora de Synergie des Femmes y vieja amiga de ALBOAN.  Masika se ha encargado de conseguir la financiación para que estas dos embajadoras puedan viajar a otros lugares, completar su formación y expandir su mensaje. 

 

Gentille, ¿cuántas mujeres embajadoras forman parte de este proyecto?

Comenzamos una amiga y yo y conseguimos formar un equipo de quince personas y  ahora somos más de 500 jóvenes embajadoras repartidas por Kivu Norte en lugares como Goma, Beni, Lubero o Butembo y otras poblaciones. 

 

¿Cómo habéis conseguido llegar a tanta gente en tan solo dos años?

La forma de trabajar es sencilla y efectiva a la vez. Las quince embajadoras forman una red que se encarga de formar a otras quince jóvenes en otro lugar, y éstas a su vez, concluido el itinerario formativo, forman un nueva red que se encargará de formar a otro grupo y así sucesivamente.

 

Háblanos de los temas que tocáis en las formaciones.

En primer lugar queremos dar a conocer  a otras jóvenes la existencia de la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, que trata el efecto desproporcionado que el conflicto armado tiene en las mujeres en el Congo. Cuando hablamos de la resolución tenemos en cuenta dos elementos fundamentales: la prevención, ya que la mayoría hemos nacido y vivido en un territorio en guerra y la participación, porque creemos fundamental sumar más voces a nuestro proyecto.

Otra cuestión muy importante que trabajamos es la igualdad entre mujeres y hombres. La mujer congoleña crece pensando que su lugar está en casa, pero las jóvenes embajadoras les enseñamos que ellas también pueden y deben ocupar otros espacios porque están llamadas a construir la paz.

Para nosotras la educación es la clave. En la República Democrática del Congo muy pocas mujeres acceden a la educación. En zonas rurales poco habitadas nos hemos encontrado con que sólo 2 de cada 100 mujeres saben leer y escribir. Esto nos ha sorprendido mucho, porque en Goma el 60% de las mujeres cuentan al menos con una educación muy básica. Gracias a este programa y al esfuerzo de Synergie muchas mujeres están aprendiendo a leer y a escribir.

 

¿Cómo son las formaciones?

Para trabajar todas estas cuestiones utilizamos el teatro como herramienta de sensibilización. Es un recurso muy útil que ayuda a las chicas a vencer resistencias y a participar en los talleres de sensibilización. De esta manera pueden hacer una especie de catarsis que les ayuda  a dar un paso a delante. A través de dramatizaciones podemos trabajar la resolución de conflictos. Lo hacemos desde la base trabajando el conflicto tanto en situaciones cotidianas, como otras más traumáticas, como la guerra o los conflictos que se dan en las explotaciones mineras. Trabajar esta cuestión con personas jóvenes que no han conocido la paz y que han sido agredidas no es fácil. Pero desde Synergie sabemos que es imprescindible abordar la cuestión. Además si alguna ventaja tienen las mujeres en Congo es que no han perdido la esperanza

 

Kategoria: