CIPCA en la Comunidad COMPARTE: trabajo en red por un consumo consciente y responsable

Alboan Alboan
08/07/2019
Café de APPROCAP

CIPCA forma parte de la Comunidad COMPARTE y valora mucho la posibilidad de articularse con otras organizaciones de la Compañía de Jesús para potenciar acciones y actividades económico-productivas. Buen ejemplo de ello es el trabajo que llevan a cabo junto a APPROCAP, Asociación de Pequeños productores de Cacao del Alto Piura, que en 2016 se consolidó como cooperativa y que cuenta con más de 240 personas asociadas, de las que 41 son mujeres. CIPCA es consciente de que la presencia de mujeres en la asociación aún es insuficiente y que queda mucho camino por recorrer hasta que desaparezca la brecha de acceso a recursos productivos entre mujeres y hombres, pero teniendo en cuenta la realidad del campo en Perú - y en gran parte del mundo-, es un claro indicador de los esfuerzos que están realizando para conseguir que más mujeres se incorporen y puedan acceder a un cierto grado de autonomía económica y personal.

 

Con APPROCAP CIPCA está llevando a cabo un proceso de fortalecimiento institucional que incluye trabajar en las capacidades y aptitudes personales. También se han tenido en cuenta aspectos que puedan fortalecer aspectos técnico-productivos para mejorar sus procedimientos comerciales y de distribución. APPROCAP cuenta con el sello de producción orgánica y de comercio justo. Su producto es de gran calidad, pero aún tienen que mejorar en el área de comercialización, distribución y venta. La distribución a nivel local está funcionando y ahora es importante cruzar fronteras. Dentro del proyecto Del cafetal a la taza: consumo consciente y responsable, financiado por el Ayuntamiento de San Sebastián, estaba previsto dar pasos en esta dirección y por esa razón Rosa Prieto, directora ejecutiva de CIPCA, viajó durante la primera quincena de mayo para llevar a cabo actividades de sensibilización en establecimientos comerciales de consorcio de Comercio Justo, en la Universidad de Deusto de Donosti, y en la Escuela Universitaria de Ingeniería Agrícola, INEA, de Valladolid entre otros, para dar a conocer el proyecto, su proceso y su producto.

A lo largo de este camino CIPCA ha aprendido mucho de otras organizaciones de la Comunidad COMPARTE, como Yomol A´Tel de México, que les ha prestado asesoramiento en tema de presentación el producto, o ESADE que ha realizado un diagnóstico para la asociación. Además el año pasado una persona del equipo de CIPCA y otra de APPROCAP, participaron en un curso de tres meses de duración sobre gestión de Economía Solidaria en la Universidad de Mondragón. Durante la estancia en Mondragón, APPROCAP entró en contacto con una empresa de chocolates afincada en Cataluña, Blantxart, y desde entonces tienen un acuerdo para proveerles de cacao blanco, una especie muy cotizada en todo el mucho. Parte del equipo catalán visitó Perú y han establecido un acuerdo formal. Todos estos pasos dados dan esperanza y son señal de que están en buen camino y de que APPROCAP es una apuesta sostenible.

Kategoria: