ALBOAN se suma a la Exhortación Apostólica del Papa Francisco para promover la ecología integral y la justicia socioambiental en la Amazonía

Alboan Alboan
20/02/2020
Exhortación Apostólica

Bajo el título, “Querida Amazonía”, el Papa Francisco publicó el 12 de febrero su esperada Exhortación posterior al Sínodo que tuvo lugar en Roma entre el 6 y el 27 de octubre del año pasado. Aquel encuentro culminó con la publicación de un texto titulado Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral en el que se recogen los principales puntos tratados.  

Como señala el Papa, la finalidad de Querida Amazonia no es la de “reemplazar o repetir ese documento de conclusiones”, que nos invita a leer, sino expresar las resonancias que le ha generado ese proceso de diálogo y discernimiento, con la mirada puesta en el futuro. 

Es, en definitiva, una carta de amor a la Amazonia, de tono poético pero reflexivo. El texto conjuga las referencias literarias al territorio amazónico que han dejado autores latinoamericanos, como Pablo Neruda, con otras alusiones a la situación actual del territorio amazónico procedentes del mundo eclesial.  

En su Exhortación, el Santo Padre visiona el futuro de la Amazonia a partir de cuatro “sueños”. 

 

Un sueño social

En el que Francisco vislumbra una Amazonia que luche por los derechos de los más pobres, de los pueblos originarios, de los últimos, donde su voz sea escuchada y su dignidad sea promovida. El papa no duda en denunciar las injusticias y los crímenes que padecen los pueblos indígenas, los cuales son expulsados y acorralados por el avance -legal e ilegal- de proyectos dedicados a la ganadería, el monocultivo, la extracción de madera y de diversos minerales. 

“Cuando algunas empresas sedientas de rédito fácil se apropian de los territorios y llegan a privatizar hasta el agua potable, o cuando las autoridades dan vía libre a las madereras, a proyectos mineros o petroleros y a otras actividades que arrasan las selvas y contaminan el ambiente, se transforman indebidamente las relaciones económicas y se convierten en un instrumento que mata” QA, 14.

Frente a esta realidad, el papa nos invita a indignarnos. Pero también a reparar a quienes sufren estas injusticias mediante nuestro perdón así como mediante la búsqueda de alternativas a este sistema económico depredador.

 

Un sueño cultural

“Soñar con promover la Amazonia”, dice el Papa Francisco, “no significa colonizarla culturalmente”. Se trata, por el contrario, “de ayudar a que ella misma saque lo mejor de sí”. “Ese es el sentido de la mejor tarea educativa: cultivar sin desarraigar, hacer crecer sin debilitar la identidad, promover sin invadir” (QA, n 28). 

El vasto territorio panamazónico alberga numerosas nacionalidades y más de 110 pueblos indígenas en situación de aislamiento voluntario. El papa Francisco nos llama a celebrar la preservación de las formas de vida, los idiomas y la diversidad cultural de los habitantes de estos territorios así como las formas de conocimiento local que atesoran pueblos originarios. 

 

Un sueño ecológico 

Aquel que emerge de las enseñanzas centrales de Laudato Si’ para recordarnos que “todo está conectado”. Si el cuidado de las personas y el cuidado de los ecosistemas son inseparables, dice Francisco, esto se vuelve particularmente significativo en la Amazonia, allí donde «la selva no es un recurso para explotar, es un ser, o varios seres con quienes relacionarse» (QA,42).

El agua constituye un elemento vertebrador de la vida tanto en la Amazonía que depende del río Amazonas y sus afluentes, como en otros biomas similares, ya sea la Cuenca del Río Congo o la selva de Borneo. Pero, como nos recuerda el pontífice, ese equilibrio está en peligro debido a la codicia de los ricos y poderosos.  

Por ello todos deberíamos insistir en la urgencia de «crear un sistema normativo que incluya límites infranqueables y asegure la protección de los ecosistemas, antes que las nuevas formas de poder derivadas del paradigma tecnoeconómico terminen arrasando no sólo con la política sino también con la libertad y la justicia» (QA, n.58) 

 

Un sueño eclesial

El último sueño de Francisco para la Amazonia es un sueño eclesial, protagonizado por comunidades cristianas capaces de entregarse y de encarnarse en la Amazonia, hasta el punto de regalar a la Iglesia nuevos rostros con rasgos amazónicos. La inculturación es clave, en este sentido, porque hace de la anunciación (kerygma) un proceso de reconfiguración de la identidad en escucha y diálogo con las personas, realidades e historias del territorio (QA, n.66-69). 

Es lo que nos lleva a apreciar, junto a los pueblos amazónicos, la presencia de Dios en los árboles, los ríos, los peces, el viento y otras fuerzas de la naturaleza. Un diálogo que ha de basarse en el reconocimiento social de dichos pueblos y en la defensa de sus derechos humanos. No se puede separar la evangelización de la promoción humana (QA, n.75-78). 

La Exhortación del santo padre también aborda algunos aspectos de la reforma intraeclesial que fueron tratados durante el Sínodo de la Amazonia. Uno de los puntos más polémicos a lo largo del proceso sinodal es el de la celebración de los sacramentos en las comunidades más remotas, allí donde la presencia de la Iglesia es precaria. 

La posibilidad de ordenar ministros locales entre hombres casados fue contemplada en el documento final del Sínodo. En esta línea, el papa Francisco reconoce que “el ejercicio del ministerio de los sacerdotes no es monolítico y adquiere diversos matices en distintos lugares de la tierra” (QA, n87). Sin embargo, por ahora el pontífice defiende que la solución pasa por promover las vocaciones sacerdotales y misioneras, así como la presencia de diáconos permanentes en el territorio. 

El rol de las mujeres y la posibilidad de su ordenación diaconal también fueron objeto de discusión durante el Sínodo. En su Exhortación, el Papa reivindica “la fuerza y el don de las mujeres” (QA, n 99-103) reconociendo su importante contribución a la hora de mantener viva la Iglesia en los lugares más remotos del territorio amazónico, ante la escasez de sacerdotes.  

Esto nos lleva, dice Francisco, a concebir la Iglesia “más allá de sus estructuras funcionales”. Una mirada reduccionista de este tipo, advierte el papa Francisco, “en realidad limitaría las perspectivas, nos orientaría a clericalizar a las mujeres, disminuiría el gran valor de lo que ellas ya han dado y provocaría sutilmente un empobrecimiento de su aporte indispensable” (QA n100). 

Nos queda, a partir de aquí, reivindicar en lo cotidiano la sinodalidad de la Iglesia, para dotar de sentido y de rostro amazónico nuestras organizaciones. De la concreción de los sueños que nos regala el papa Francisco dependerá la apertura de nuevos caminos para la Iglesia, caminos “que permitan transformar la realidad de la Amazonia y liberarla de los males que la aquejan” (QA, n110).

 

La contribución de ALBOAN 

Haciendo honor al significado de ALBOAN, que en euskera significa “junto a”, nuestra organización acompaña a numerosas comunidades amazónicas de diversas maneras. 

Con el Proyecto Panamazónico de la Conferencia de Provinciales de América Latina (CEPAL), financiado por la Red Xavier y coordinado por ALBOAN, queremos contribuir a la defensa y promoción de la vida, los derechos  y territorios de los pueblos indígenas y un ambiente sostenible en la Panamazonia, a través de tres campos estratégicos: 1. Educación-formación. 2. Reflexión-investigación e incidencia y 3. Espiritualidad encarnada y servicio a la Iglesia, como acción articulada de la Compañía de Jesús, en alianza con diversas iniciativas y actores que actúan y están presentes en la región

 

 

Trabajando con otras redes como la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) y CIDSE, la familia de organizaciones católicas por la justicia social, denunciamos los abusos de las industrias extractivas en el territorio amazónico. Sin marcos normativos vinculantes, como los que señala el papa Francisco, la codicia de los poderosos y las dinámicas depredadoras de nuestro sistema económico seguirán poniendo en peligro el futuro de las comunidades locales de la amazonía y sus territorios. 

 

En la web de la Campaña Tecnología Libre de Conflicto puedes encontrar información sobre el vínculo existente entre nuestro consumo tecnológico y los impactos del extractivismo en diversos lugares del mundo; así como sobre la Regulación Europea de suministro responsable de minerales y las negociaciones del Tratado Vinculante de Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos. Iniciativas que a nuestro juicio son fundamentales para seguir luchando por la justicia socioambiental y la ecología integral.

 

Kategoria: