Jivan Vikas Kendra: mujeres adivasi ante la crisis sanitaria

Alboan Alboan
21/03/2021
mujeres adivasi ante la crisis sanitaria

La llegada de la pandemia provocada por la Covid-19 ha puesto de manifiesto que los efectos de la enfermedad agravan las situaciones de vulnerabilidad ya existentes, así como las de desigualdad y exclusión social. Una vez más las comunidades de Gujerat más vulnerables, dalits y adivasis, y especialmente las mujeres son las que han soportado con mayor dureza las consecuencias de la emergencia sanitaria.

 

La mayoría de mujeres de Gujerat dependen de trabajos informales precarizados por los que a menudo consiguen una paga diaria. Con la declaración del confinamiento la situación de estas mujeres se vio empeorada ya que no podían desplazarse ni acudir a sus trabajos, con lo que sus ingresos para hacer frente a las necesidades básicas de sus familias desaparecieron. Os compartimos a continuación cómo han hecho frente a esta situación desde la organización Jivan Vikas Kendra.

El aceite de la vida

En medio de los bosques de la reserva ecológica de Jambhugodha en el estado de Gujerat, se encuentra Narukot, un pueblo tranquilo. Las Hermanas de las Hijas del Corazón de María trabajan junto a las mujeres adivasis de la zona. Jivan Vikas Kendra, JVK,  gestiona con éxito una sociedad crediticia dirigida a mujeres que cuenta con más de cuatrocientas participantes y que proporciona el ambiente adecuado para poner en marcha un semillero empresarial dirigido a mujeres adivasis. La Fundación para la Investigación Xavier, XRF, con sede en Ahmedabad, colabora con JVK para hacer realidad esta iniciativa. Las dos organizaciones cuentan con el acompañamiento y asesoramiento que les brinda el Centro Loyola de Investigación y Desarrollo, LCRD, entidad encargada de impulsar propuestas de innovación empresarial.

 

La Oficina para el Desarrollo de la Provincia y Misión de Gujerat-Alboan apoyan esta iniciativa para poner en marcha una planta de producción de aceite en la que participan 50 mujeres adivasis. La planta producirá aceite prensado en caliente y en frío para comercializar a partir de semillas ricas en aceite de Mahua recolectadas en los bosques locales entre los meses de abril y agosto. Sin embargo, cuando el proyecto despegó, a fines de marzo del año pasado, se decretó el confinamiento  a consecuencia de la expansión de la Covid-19.

 

Iniciativas y emprendimiento en stand-by por la llegada de la pandemia

La seguridad de las mujeres participantes fue la primera preocupación, por lo que se tomó la decisión de suspender momentáneamente todas las actividades del proyecto. Sin embargo, y siguiendo las instrucciones del provincial jesuita, todo el personal del proyecto continuó recibiendo sus salarios. En junio, con el levantamiento parcial del bloqueo se pudo por fin reiniciar la actividad pero siempre con mucha cautela y cumpliendo con las medidas de seguridad e higiene pertinentes. Las mujeres comenzaron a recolectar semillas para la producción de aceite pero en cantidades limitadas.

 

Al reanudar la actividad se repartieron materiales y se pusieron en marcha prácticas de seguridad que las mujeres participantes han seguido puntualmente. Se les proporcionó un paquete completo de materiales de seguridad con elementos tales como: termómetro,mascarillas, pantallas faciales, guantes, desinfectantes y dispensadores.

 

Se han realizado todos los esfuerzos necesarios para cumplir en todo momento con las normas de seguridad. Se ha colocado información visible en puntos estratégicos del centro y se ha incrementado el precio de las semillas, realizándose pagos inmediatos para ayudar económicamente a las mujeres participantes.

 

Las reuniones se convocan en grupos más pequeños con un máximo de entre 10 y 15 participantes y se toma la temperatura a todas las personas asistentes, que deben llevar mascarillas y mantener la distancia física recomendada.

 

Todas las participantes están cooperando para hacer realidad el proyecto, mientras plantan cara a la crisis generada por la Covid-19 de manera segura y sensata. La producción de aceite se ha puesto en marcha y con ella el sueño de un  emprendimiento que es luz y semilla de futuro.

 

Vincent Braganza Sj

Centro Loyola para la Investigación y el Desarrollo. Ahmedabad

 

Kategoria: