Educación

Misión

Somos la ONG de cooperación al desarrollo de los Jesuitas en Euskadi y Navarra

Trabajamos por la construcción de una ciudadanía global que denuncie las injusticias que provocan desigualdad en el mundo, construya una cultura que promueva el bien común y transforme las estructuras generadoras de pobreza a nivel local y global. Para lograrlo, nos unimos en red con personas y grupos de todo el mundo.

1Nuestra colaboración se centra en las siguientes temáticas:

  • Educación de calidad
  • Desarrollo económico-productivo sostenible y equitativo
  • Acción humanitaria en crisis recurrentes
  • Democracia a favor de las personas excluidas

2En toda nuestra actividad incorporamos 3 ejes transversales:

  • La espiritualidad como dimensión en el horizonte de desarrollo humano.
  • El reconocimiento de las desigualdades entre mujeres y hombres y el compromiso con la equidad de género.
  • La participación ciudadana para la incidencia social y política.

Visión

Caminamos junto a personas y organizaciones de todo el mundo hacia un horizonte en el que el desarrollo humano, la vida digna y la justicia sean patrimonio de toda la humanidad.

Contribuimos a la formación de una ciudadanía responsable, comprometida e inclusiva de personas y culturas.

El sueño que nos anima para avanzar en los próximos años es lograr una ALBOAN enraizada, querida, reconocida, sostenible, ilusionante y puente.

  • Enraizada en el nuevo proyecto unificado deCompañía de Jesús a través de sus plataformas locales y territorial.
  • Querida por las organizaciones y la base social con las que se alía.
  • Reconocida por su valor añadido en el acompañamiento a entidades, la formación y la construcción de ciudadanía global.
  • Sostenible gracias a un equipo comprometido y una financiación estable y diversificada.
  • Ilusionante, por sus propuestas y su comunicación esperanzadora.
  • Puente entre nuestro estilo de vida y las situaciones de frontera de deshumanización.

Valores

Entendemos el desarrollo humano como un proceso de construcción conjunta en el que, además de las actividades y los resultados, son importantes también el estilo, los modos de relación y las formas de hacer.

La construcción de una cultura del bien común y de comunidades de solidaridad comienza, por tanto, por nuestra propia transformación, como personas y como organización. Para responder a este reto necesitamos cultivar de forma especial algunos valores fundamentales.

  1. Cuidado de las personas - La persona está en el centro del proyecto de ALBOAN.
  2. Honestidad y transparencia - Más allá de las obligaciones legales de rendición de cuentas.
  3. Competencia y profesionalidad – Un equipo capaz y competente, comprometido con la construcción de la cultura del bien común.
  1. Creatividad e innovación - Apostamos por soluciones distintas a las empleadas tradicionalmente.
  2. Compromiso y coherencia - En la construcción de la cultura del bien común.
  3. Alegría y celebración de la vida - Como componentes imprescindibles de la cultura del bien común que queremos construir.