Sector acción humanitaria

ALBOAN acompaña las situaciones de crisis recurrentes que viven personas refugiadas y desplazadas, apoyando la labor humanitaria en el terreno y denunciando en nuestro entorno las causas que las provocan.

Hoy existen en el mundo 45 millones de personas desplazadas forzosas (30 millones de desplazadas internas y 15 millones de refugiadas), de las cuales el 80% son mujeres, niñas y niños. Las luchas por el acceso y el control de los recursos naturales están en la base de la mayor parte de los conflictos armados que originan estos desplazamientos.

ALBOAN viene acompañando a estas poblaciones desde hace años a través de su alianza con el Servicio Jesuita a los refugiados (SJR-JRS). En los próximos años seguiremos fortaleciendo el trabajo de esta institución internacional y aumentaremos la incidencia en nuestra sociedad para que la ciudadanía comprenda cada vez más la estrecha relación entre nuestro modelo de desarrollo y las crisis recurrentes que cada año afectan de millones de personas. Algunos ejemplos de nuestra labor:

  • En República Democrática del Congo y en Chad

La labor se centra fundamentalmente en:

Atender a los colectivos más vulnerables en los campos de personas desplazadas y refugiadas.
Servicios educativos dirigidos a niños, niñas. adolescentes y jóvenes mediante:

  • La construcción y equipamiento de escuelas, contratación y formación de profesorado, sensibilización de la población sobre la importancia de la educación, especialmente la de las niñas y la organización de Asociaciones de Madres y Padres.

Atención mujeres que son víctimas de la violencia mediante:

  • El acompañamiento psicosocial a adolescentes y mujeres víctimas de violencia, cursos de alfabetización, de formación profesional (corte y confección, cestería, carpintería, peluquería) y formaciones de sensibilización sobre los derechos que les corresponden.

Apoyamos el trabajo en la frontera Colombia, Venezuela y Ecuador

Colombia es el segundo país con el mayor número de personas desplazadas del mundo. ALBOAN apoya al Servicio Jesuita a Refugiados para contribuir a paliar el desamparo en el que se encuentran las poblaciones desplazadas y refugiadas por el conflicto Colombiano en las fronteras entre Colombia, Venezuela y Ecuador o en el desplazamiento interno en Colombia. La mayoría de estas personas provienen de comunidades rurales y acaban viviendo en áreas marginales de las ciudades.

El apoyo se centra en:

  • Asistencia humanitaria inmediata para las personas o núcleos familiares recién desplazados. Consiste en proveer orientación a la familia, provisión de medicinas, alimentos, ayudas para alquiler de viviendas y enseres básicos para el hogar.
  • Atención psicológica a las poblaciones desplazadas y refugiadas. Consiste en tratar de dar respuestas a los temores y miedos generados como consecuencia de la persecución y amedrentamiento permanente.
  • Formación, asesoramiento y acompañamineto legal a las poblaciones, bien sea en la solicitud de la restitución de sus derechos como desplazadas internas o en la petición de asilo para ser reconocidas como personas refugiadas.
Campaña tecnología libre de conflictos

Tecnología libre de conflicto

Éste es un ejemplo de la labor que hacemos en países en conflicto

ALBOAN quiere dar a conocer la conexión que existe entre los móviles, tablets y ordenadores con la guerra en el este de la República Democrática del Congo. Al mismo tiempo nos plantea propuestas de colaboración al alcance de la mano para contribuir a terminar con la violencia.