Emergencia global COVID-19

Alboan Alboan
06/04/2020
Emergencia global COVID-19

Ante la pandemia global del Covid19 estamos trabajando más que nunca para apoyar a las comunidades y personas que más lo necesitan. Nos preocupa la situación que estamos viviendo en nuestro entorno más cercano y en muchos lugares del mundo, donde las condiciones sociales y sanitarias son aún más adversas. Países con escasa capacidad de respuesta y sistemas sanitarios débiles o inexistentes, son las condiciones que enfrentan nuestras organizaciones aliadas el Servicio Jesuita a Refugiados, Fe y Alegría y otras organzaciones sociales, que nos piden hoy una respuesta ágil y comprometida. ​

 

En respuesta a ello, ALBOAN y Entreculturas estamos apoyando distintas acciones de solidaridad, que en el caso de ALBOAN se desarrollan en 22 países de Africa, América Latina y en la India:

 

1. ACCIÓN HUMANITARIA

Acompañamos a población refugiada, desplazada y migrante en contextos de conflicto, países de tránsito y acogida. Su situación de estas personas es especialmente vulnerable ante la pandemia, porque gran parte de ellas viven en países donde la guerra y los conflictos armados han destruido los sistemas de salud y otros servicios básicos y, en caso de haberlos, estos colectivos raramente tienen acceso a ellos.  Junto al Servicio Jesuita a Refugiados (JRS), la acción se centra en:

  • Distribución de kits de alimentación para paliar la situación base de desnutrición, que debilita el sistema inmunológico.
  • Distribución de kits de higiene como agua, jabón, guantes, mascarillas, etc.
  • Distribución de bienes no alimenticios como mantas, recipientes para el aseo personal, tarjetas telefónicas para que puedan comunicarse con sus familiares etc. 

 

En Colombia, el Servicio Jesuita a Refugiados sigue realizando su acompañamiento jurídico y atención psicosocial, ahora vía telefónica. Además, con las medidas de prevención recomendadas, mantiene las entregas de ayuda humanitaria a las familias migrantes. En Tamil Nadu (India), en los centros de formación que existen en los campos de personas refugiadas, las mujeres están confeccionando mascarillas para la protección de la población. En Africa, los equipos del JRS observan con preocupación el grave impacto que esta pandemia puede originar en los campos de personas refugiadas.

 

2. EDUCACIÓN

Una de las consecuencias inmediatas de la expansión del COVID-19 es el cierre de escuelas en numerosos países. Según datos de la UNESCO, está afectando al derecho a la educación de más del 89.5% de la población estudiantil en 188 países.

En este contexto, junto a Fe y Alegría y otras organizaciones educativas, seguimos garantizando la educación a través de plataformas radiales y on line y con un sistema de distribución de material escolar.

Estamos haciendo seguimiento también de los casos de abusos y violencia hacia los niños y niñas. Las escuelas son lugares de paz, entornos seguros que alejan al alumnado de la violencia y les permiten curarse de experiencias traumáticas. Con el cierre de los centros educativos, millones de niños y niñas se exponen en mayor medida a sufrir abusos y violencia. 

3. SEGURIDAD ALIMENTARIA

Las medidas de confinamiento impuestas en muchos de los países en los que trabajamos, dificulta el acceso a la compra de alimentos para muchas personas y nuestras organizaciones aliadas están repartiendo alimentos entre la población más vulnerable. La población campesina y las comunidades indígenas se encuentran entre los grupos de población que mayores dificultades están encontrando para abastecerse en esta situación.

El cese de las clases tiene como consecuencia que, además del derecho a la educación, queden suspendidos otros, como, por ejemplo, el derecho a la alimentación. Son muchos los lugares donde los niños y niñas hacen la comida fuerte del día en el comedor escolar, por lo que la cancelación de clases impacta directamente en su seguridad alimentaria. Ante esta situación, nuestra organización aliada Fe y Alegría se está adaptando rápidamente a la circunstancia para seguir repartiendo alimentos.

En la India, se han establecido canales para que las personas más vulnerables puedan tener acceso a ciertas ayudas gubernamentales. Junto con nuestras organizaciones aliadas estamos trabajando para que las mujeres viudas las conozcan y las puedan tramitar. Además estamos apoyando el acceso a la alimentación tanto en Gujerat como en Tamil Nadu.

 

4. PROTECCIÓN DE MUJERES, ADOLESCENTES Y NIÑAS ANTE EL POSIBLE AUMENTO DE LA VIOLENCIA 

Las condiciones de confinamiento incrementan los niveles de violencia y abuso en los hogares al exponerlas a una mayor vulnerabilidad por el hacinamiento existente, el incremento de los niveles de estrés y ansiedad y la falta de medios económicos. Por eso seguimos trabajando junto a nuestras organizaciones aliadas para hacer seguimiento de estos casos, atenderlos, y continuar prestándoles apoyo psicosocial.

 

5. RECUPERACIÓN ECONÓMICA TEMPRANA

La paralización de la actividad económica pone en riesgo las iniciativas económico-productivas que estaban en marcha como pequeños hoteles rurales, cafeterías o venta de cacao y cuyes. En América Latina, las organizaciones de la red COMPARTE están reforzando el apoyo a los proyectos de seguridad y soberanía alimentaria, que garantizan el derecho a la alimentación de las comunidades, y protegen la biodiversidad local.

Es urgente desarrollar nuevas estrategias de distribución y venta de los productos que permitan a las familias y cooperativas productoras dar salida a sus productos. 

 

6. PREVENCIÓN Y SENSIBILIZACIÓN PARA MINIMIZAR EL CONTAGIO  

  • A través de la distribución de útiles de aseo de primera necesidad: agua, jabón, guantes, mascarillas, etc. 
  • Formación sobre prácticas higiénicas básicas individuales y comunitarias que incluya medidas preventivas (lavado de manos), las principales vías de transmisión del virus y los protocolos de actuación en caso de presentar síntomas. 
  • Sensibilización a través de emisiones radiofónicas y redes sociales 
  • Distribución de materiales impresos con información básica, sencilla y veraz sobre el virus (formas de prevención, transmisión, etc.).   

Todas las personas que quieran colaborar pueden hacerlo a través de:

.- Donaciones Online

.- Transferencias Bancarias: (BBVA) ES54 0182 1290 3302 0150 7630. (BANKOA) ES49 0138 0006 4101 0474 6722. Titular: Fundación ALBOAN

.- Donaciones desde el móvil: Con la app de tu banco y BIZUM: ALBOAN o Código 11262.

Categoría: