Educación

Mission

We are the international cooperation NGO of the Society of Jesus for the Basque Country and Navarre

We work for the construction of a global society that condemns the injustices caused by inequality in the world, builds a culture which promotes the common good and transforms the structures that generate poverty on both a local and global level. To achieve this, we unite a network of people and groups from across the world.

1Our collaboration focuses on the following themes:

  • Good quality education
  • Sustainable and fair economic/production development
  • Humanitarian action during recurring crises
  • Democracy that works in favour of excluded people

2All our activity incorporates three cross-cutting axes:

  • Spirituality as a horizontal dimension in human development.
  • Recognition of the inequalities between men and women and the commitment to gender equality.
  • Citizen participation in social and policy advocacy.

Vision

We walk alongside people and organisations from across the world towards a future where human development, a dignified life and justice are the heritage of all humanity.

We help to train a responsible society which is committed to, and inclusive of people and cultures.

The dream that motivates us to move forward during the coming years is that ALBOAN is established, appreciated, recognised, sustainable, exciting and a bridge.

  • Rooted in the Society of Jesus's new unified project through its local and national platforms.
  • Appreciated by the organisations and the social foundation that it joins forces with.
  • Recognised for the value it brings through its support to companies, training and in building a global society.
  • Sustainable, thanks to a committed team and stable and diversified funding.
  • Exciting, because of its proposals and its hopeful message.
  • A bridge between our lifestyle and the front line of dehumanisation.

Values

To us, human development is a process of shared construction in which the style, methods of interacting and ways of doing things are important, as well as the activities and the results themselves.

Constructing a culture for the common good and communities of solidarity therefore begins with our own transformation, both as people and as an organisation. To respond to this challenge, we must cultivate certain fundamental values in particular.

  1. Care of people - the individual is at the centre of the ALBOAN project.
  2. Honesty and transparency - beyond legal obligations and preparing accounts.
  3. Competence and professionalism – a capable and competent team, committed to building a culture for the common good.
  1. Creativity and innovation - Apostamos por soluciones distintas a las empleadas tradicionalmente.
  2. Commitment and coherence - En la construcción de la cultura del bien común.
  3. Joy and celebration of life - as essential components of the culture for the common good that we wish to build.
raíces de alboan

Raíces

Los territorios de País Vasco y Navarra cuentan con una larga tradición misionera y de cooperación internacional. Centenares de Jesuitas procedentes de estas comunidades autónomas han dedicado sus vidas al servicio de personas de otras tierras, otras culturas y otras religiones.

Para continuar con esta labor comenzó su andadura en el año 1994 la organización ALBOAN. En el año 1996 se crea la Fundación ALBOAN promovida y respaldada por la Compañía de Jesús.

Las raíces que alimentan la tradición y el buen hacer en el que se inserta ALBOAN son en gran medida la de los distintos Secretariados de Misiones:

Secretariado de Gujerat

En el año 1949 se inician las relaciones entre dos provincias de la Compañía de Jesús: Gujerat (India) y Loyola.

Desde el comienzo, fueron destinados a la región del Gujerat numerosos jesuitas navarros, guipuzcoanos y aragoneses lo que dio lugar a unos lazos especiales entre ambas provincias.

En 1960 Gujerat se había convertido en el decimosexto estado autónomo de la India. Es en esta época cuando el Secretariado de Misiones del Gujerat tiene un mayor auge, desarrolla su estructura y comienza a apoyar de manera significativa a la Provincia de Gujerat.

El trabajo realizado durante estos años ha transformado por completo la región. Decenas de miles de personas han recibido una educación que hasta entonces estaba reservada a determinadas castas. Los proyectos productivos han frenado la emigración de los más pobres hacia las ciudades, la instalación de pozos y bombas ha transformado la agricultura, las cooperativas lecheras se han convertido en la esperanza de cientos de comunidades hasta entonces marginadas.

Hoy en día, más de veinte mil niñas y niños de las clases más marginadas estudian en los colegios apoyados por la Misión del Gujerat.

Fe y Alegría

Fe y Alegría es un “Movimiento de educación popular integral y promoción social” cuya acción se dirige a sectores empobrecidos y excluidos para potenciar su desarrollo personal y participación social.

Nace en Venezuela, en el año 1955, para aunar esfuerzos en la creación de servicios educativos en zonas deprimidas. La visión audaz del fundador –el jesuita José María Velaz- y la colaboración de numerosas personas y organizaciones, lograron cristalizar una obra de rica historia y proyección de futuro. El Movimiento se ha extendido a Ecuador, Panamá, Perú, Bolivia, El Salvador, Colombia, Nicaragua, Guatemala, Brasil, República Dominicana, Paraguay, Argentina y Honduras y ha comenzado su andadura en Africa.

En este momento, el número de participantes en los distintos programas educativos y de promoción social supera el millón de alumnos. Se gestionan y animan más de mil centros educativos, 40 emisoras de radio, 850 centros de educación a distancia y más de mil centros de educación alternativa y servicios.

Es un movimiento de educación porque promueve la formación de personas conscientes de sus potencialidades y de la realidad, libres y solidarias, abiertas a la trascendencia y protagonistas de su desarrollo.

Es un movimiento popular porque asume la educación como propuesta pedagógica y política de transformación desde y con las comunidades.

Es un movimiento integral porque entiende que la educación abarca a la persona en todas sus dimensiones.

Y es un movimiento de promoción social porque, ante situaciones de injusticia y necesidades de sujetos concretos, se compromete en su superación y, desde allí, en la construcción de una sociedad justa, fraterna, democrática y participativa.

Servicio Jesuita a Refugiados

El Servicio Jesuita a Refugiados (JRS, según las siglas en inglés) fue establecido en 1980 como respuesta espiritual y práctica a la situación de los refugiados en el mundo en aquel momento. Dado el incremento masivo de los desplazamientos forzosos en los años 80 y 90, la Compañía de Jesús ha reafirmado varias veces su compromiso por la causa de los refugiados.

El Servicio Jesuita a Refugiados trabaja en más de 40 países, con la misión de acompañar, servir y defender los derechos de los refugiados y desplazados forzosos. La misión confiada al JRS comprende a todos los que han sido apartados de sus hogares por los conflictos, los desastres humanitarios o las violaciones de los derechos humanos, de acuerdo con la enseñanza social católica que define como refugiado “de facto” a múltiples categorías de personas.

Sus actividades incluyen programas de atención pastoral, educación de niños y adultos, cuidados médicos, servicios sociales y de asesoría. Cada proyecto está diseñado para hacer frente a las necesidades locales teniendo en cuenta los recursos disponibles.

ALBOAN y el JRS tienen un acuerdo marco de colaboración.