Derecho a la educación

Hace más de 50 años se firmó la Declaración Universal de los Derechos Humanos en la que se reconocía el derecho a la educación como un derecho humano fundamental. A pesar de ello, en la actualidad nos encontramos con que:


  • 123 millones de niños y niñas no tienen acceso a la educación,
    el 60% son niñas.
  • Una de cada tres personas adultas es analfabeta, de las que
    dos terceras partes son mujeres.

La educación es un elemento indispensable para el desarrollo de las personas y de los pueblos. Los mayores índices de pobreza y de desigualdad social, étnica y de género se encuentran en aquellos lugares del planeta donde el derecho a la educación le ha sido negado a la mayoría de las personas. La reivindicación del derecho a la educación no es sólo una lucha educativa, sino de justicia social y dignidad humana.

La educación básica, gratuita y de calidad para cada niño, niña, hombre y mujer es un derecho básico que se puede alcanzar. Para su consecución se necesitaría un gasto extra de 10 billones de dólares anuales, lo que equivale a sólo cuatro días de gastos militares a nivel mundial.

Objetivos de Desarrollo del Milenio. Objetivo 2 "Educación primaria"

El 8 de septiembre del año 2000, la Cumbre del Milenio reunía en la sede de la Organización de Naciones Unidas en Nueva York a 189 Jefes de Estado y de Gobierno, con el fin de transmitir el mensaje claro de que la erradicación de la pobreza mundial debía ser una prioridad para todas las naciones.

Este espíritu se reflejó en la Declaración del Milenio que firmaron todos los asistentes a la cumbre, y que constituye fundamentalmente un firme compromiso con los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Uno de esos objetivos hace referencia a la educación primaria universal.

En el año 2000, en Dakar (Senegal), tuvo lugar el Forum Mundial de Educación en el que se reafirmó el deseo de conseguir que el derecho a la educación fuera realidad para todas las personas. Para su consecución se establecieron una serie de objetivos que fueron firmados por más de 185 gobiernos y agencias internacionales. Incluían:

  • Educación básica obligatoria y gratuita para todas las personas, y reducción del analfabetismo adulto a la mitad para el año 2015.
  • La eliminación de diferencias de género en la educación primaria y secundaria para el año 2005.
  • La ampliación de oportunidades de aprendizaje para las personas jóvenes y adultas y la mejora de la calidad en todos los aspectos de la educación.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

La Campaña Mundial por la Educación

banner campaña mundial por la educación

La Campaña Mundial por la Educación (CME) promueve la educación como un derecho humano básico y moviliza a la ciudadanía para presionar a los gobiernos y a la comunidad internacional para que cumplan sus promesas, del año 2000 en Dakar, de proveer educación básica, obligatoria, pública y de calidad para todas las personas; en particular a niños y niñas, mujeres y sectores en desventaja de la sociedad.

La CME es una alianza internacional de Organizaciones No Gubernamentales (ONGs), sindicatos del entorno educativo, centros escolares, grupos religiosos y movimientos sociales de muy diverso signo, entre las que se encuentra ALBOAN.

Esta red de organizaciones ofrece diferentes formas de participar para conseguir que la educación para todas las personas sea una realidad en el año 2015. Entre ellas destaca la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME). Durante esta semana se organizan diferentes actos en localidades de todo el mundo cuya finalidad es recordar y exigir a los políticos y representantes oficiales que cumplan los compromisos asumidos para garantizar que todas las personas puedan ir a la escuela.